jueves, junio 23, 2005

Un Poco de Historia Política Contemporánea de Venezuela (IV)

Es así, que alcanzamos lo que denominaré los "tiempos modernos", posteriores al fin del pacto de Pto. Fijo, al gobierno del Dr. Rafael Caldera y la pacificación del país (1969 - 1974) , que llegan hasta la actualidad pasando por un período denominado la guanábana debido a los gobiernos intercalados entre Acción Democrática y Copei cuyos colores de tolda eran blanco y verde respectivamente, razón por la cual se designó de esta manera y que duró hasta el año 1993.

Las figuras más importantes de los tiempos modernos fueron y son políticos como Carlos Andrés Pérez (Ex Ministro de Relaciones Interiores en el gobierno de Raul Leoni) presidente de la república en los períodos 1974 -1979 y 1989 -1993 ; Luis Herrera Campins (miembro desde 1941 de la Unión Nacional Estudiantil predecesora del partido COPEI y diputado por el Edo. Portuguesa en 1948, luego prisionero político de la Junta Militar de Gobierno) presidente para el período 1979-1984 ; Jaime Lusinchi (miembro de Acción Democrática desde 1941 y activo participante de la resistencia política durante la dictadura) presidente de la república para el período 1984-1989; Rafael Caldera presidente de la república 1994-1999 y finalmente Hugo Rafael Chavez Frías 1999 - ????.

Este perìodo se caracterizó por la nacionalización de las empresas básicas de la nación, controles de cambio, regulación de las tasas de interés bancario, controles de producción, limitaciones a la importación y exportación de productos y otras medidas que hicieron de estos gobiernos unos ejemplos excelentes de lo que significa ser socialista y practicar las políticas de control estatal.
Es durante esta época que surge la figura del Teniente Coronel Hugo Chavez Frías quien, en el año 1992 en compañia de un grupo de oficiales del ejército venezolano y siendo comandante de un batallon de paracaidistas, decidió dar un golpe de estado al entonces presidente Carlos Andrés Pérez por considerar que los años de gobierno posteriores a la dictadura no habían logrado implementar las políticas socialistas necesarias para atender las necesidades de la población, pues los recursos se habian perdido con la corrupción y al seguimiento irrestricto de las políticas del bloque Americano. Estos militares se habian propuesto "revolucionar" al país, eran la semilla germinada de la infiltración socialista en las Fuerzas Armadas, los descendientes ideológicos de Douglas Bravo, Elias Manuitt, Fabricio Ojeda y Luis Miquelena; eran los futuros protegidos de Fidel Castro en Venezuela. Es así como llegamos a la actualidad, al chavismo, que no es otra cosa que la última involución del socialismo en Venezuela, hemos llegado al período de mayor intervención estatal y al que podemos considerar nuestro camino al comunismo.

En conclusión, nuestro país no amaneció de la noche a la mañana con un gobierno socialista, siempre hemos sido de izquierda y no podemos acusar a los actores actuales de la posición en la que nos encontramos dentro del espectro político. El fenómeno Chavez es el resultado final de una larga cadena de acontecimientos que nos fueron llevando en una espiral de decadencia hasta el punto en que nos encontramos dentro del pozo de la izquierda, siendo producto de la falta de comprensión de los venezolanos acerca del ámbito político, su estructura y el significado de sus ideologías.

1 comentario:

hydehunter dijo...

Es muy cierto, la paternidad de este monstruo no data del año 1998. Sin embargo, ello no hace menos grave el hecho de que hoy en día somos la soñada provincia que necesitaba el betusto régimen cubano, para sobrevivir unos años más aterrorizando y matando a ese pueblo. No creo tampoco que en la actualidad con simplismos reduccionistas, podamos entrar en las raíces de lo que es un auténtico proyecto continental, que más que un clásico paternalimo mesiánico latinoamericano, es un ensayo totalitario que sobre los hombros del sistema electoral filtró como caballo de troya, una revolución que de natural vendría de la montaña y de la lucha armada. Así que esa falta de comprensión de la cual hablas sigue vigente.